ENDOSCOPIA DIAGNÓSTICA DE VÍAS DIGESTIVAS BAJAS

Es una técnica diagnóstica, que consiste en la introducción de una cámara o lente dentro de un tubo o endoscopio a través de un orificio natural, una incisión quirúrgica o una lesión para la visualización de un órgano hueco o cavidad corporal. Además de ser un procedimiento diagnóstico mínimamente invasivo, también puede realizar maniobras terapéuticas como una colecistectomía laparoscópica o la toma de biopsias. También se le llama Colonoscopia.

El paciente se acuesta sobre el costado izquierdo con las rodillas flexionadas hacia el tórax. Se administra la sedación endovenosa, se introduce el colonoscopio a través del ano y se avanza recorriendo todos los segmentos del intestino grueso hasta el ciego. Se insufla una pequeña cantidad de aire para que se desplieguen las paredes del colon y no se pierdan detalles entre los pliegues. Se aspira el líquido intestinal. El colon tiene curvas que pueden ocultar lesiones, se debe ser minuciosos tanto en la introducción como en la retirada del endoscopio.

hemorragia-digestiva-baja-1